Home / Regionales / Trabajadores y autoridad laboral destacan impulso del Gobierno al proyecto de ley de 40 Horas

Trabajadores y autoridad laboral destacan impulso del Gobierno al proyecto de ley de 40 Horas

24.8 trabajo

  • El Gobierno presentó indicaciones e iniciativa que será discutida con suma urgencia por el Senado

El año 2017 se presentó el proyecto de ley que “Modifica el Código del Trabajo con el objeto de reducir la jornada laboral” a 40 horas. Un proyecto emblemático y esperado por los trabajadores chilenos, cuya tramitación se encuentra detenida en la Comisión de Trabajo del Senado en su segundo trámite constitucional.

El Gobierno, que ha impulsado con especial fuerza la iniciativa, a través del ministerio del Trabajo, elaboró indicaciones para incorporar al proyecto y reactivarlo, lo cual fue anunciado por el Presidente Gabriel Boric junto a la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, la ministra vocera, Camila Vallejo y el titular de Segpres, Giorgio Jackson.

En la región de Coquimbo tanto representantes de trabajadores como autoridades regionales destacaron el impulso del Gobierno al proyecto de ley de 40 horas.

Al respecto la Seremi del Trabajo, Claudia Santander, explicó que “este es un proyecto emblemático y parte de un compromiso del Gobierno, que va en la búsqueda de un mayor tiempo de descanso efectivo, mejorar la calidad de vida, impactar de forma positiva en la salud física y mental de los trabajadores y trabajadoras, pero también en una mejor productividad”.

“Efectivamente de acuerdo con los estudios comparados, una menor jornada laboral, lejos de lo que se podría pensar que pudiera afectar la productividad, puede incluso favorecer una mejor productividad al interior de las empresas”, agregó la Seremi del Trabajo.

Dentro de las indicaciones del proyecto presentado por el Gobierno, se propone una implementación escalonada de la reducción de jornada, sin distinción por tamaño de empresa, para reducir la jornada a 40 horas en un plazo de 5 años; a 44 el primer año, a 42 el tercer año y a 40 el quinto año.

“En este sentido es muy importante la gradualidad en la aplicación de la reducción. Es que en estos cinco años exista una adaptación de las diversas realidades productivas del país. El propósito de ello es cuidar los efectos que puedan generar una reducción de jornada en la economía”, argumentó la Seremi del Trabajo.

Desde el sector de los trabajadores y trabajadoras Elisa Oyarzún, dirigente nacional del Sindicato SIL Walmart, valoró positivamente el proyecto de ley y comentó que “este proyecto nos otorga un tiempo sano y de descanso para atender y mejorar la calidad de vida de nuestras familias. Así que, valoramos positivamente este proyecto y lo esperamos con ansias para que podamos conciliar la vida familiar con el trabajo”.

Por su parte Ruth Campusano, dirigenta del Sindicato de Trabajadores de Salcobrand La Serena, manifestó que “nos parece super positivo que tenga urgencia el proyecto de 40 horas, porque claramente favorece a los trabajadores y en especial a quienes trabajamos en el Comercio. Nos ayuda a tener más tiempo libre para nuestras familias y un verdadero derecho de criar a nuestros hijos, dedicar un tiempo al ocio y claramente nos va a ayudar a no tener un estrés laboral, físico y psicológico”.

Sobre las indicaciones

Las indicaciones presentadas por el Gobierno al proyecto de ley se obtuvieron luego de 26 sesiones de audiencias públicas y abiertas a lo largo de Chile, en las que participaron más de 200 organizaciones representantes de la diversidad de actores del mundo del trabajo. Las indicaciones, además, profundizan de manera integral la propuesta original de reducción de la jornada ordinaria del artículo 22 del Código del Trabajo, considerando otras regulaciones contempladas en este.

Se incorporan modificaciones a la regulación sobre exclusión de la limitación de jornada, jornada parcial y jornadas excepcionales. Así, la disminución de jornada laboral extiende sus efectos directos a más de 4 millones de trabajadoras y trabajadores. También hay indicaciones que apuntan a generar descanso efectivo y a medidas de corresponsabilidad. Sobre la primera, se orienta a casos específicos donde no sea posible materializar una disminución efectiva de horas de la jornada, se generarán mecanismos de compensación, como días libres.

En el caso del segundo punto, la reducción de horas de trabajo debe ir acompañada de medidas de corresponsabilidad social, que enfrenten la desigual repartición de las tareas de cuidados y del trabajo no remunerado, el que recae principalmente en las mujeres.

 

About Editor

Leave a Reply

Scroll To Top