Home / Actualidad / En Ovalle CHAIKA VERSIÓN GAVIOTA, invita a reflexionar sobre la vejez

En Ovalle CHAIKA VERSIÓN GAVIOTA, invita a reflexionar sobre la vejez

20.06 obra ovlle

El montaje dirigido por la actriz, Tita Iacobelli, y la connotada artista rusa-belga, Natacha Belova se presentará este jueves 21 de junio en el Teatro Municipal de Ovalle

Un teatro más visual que verbal, donde a través del lenguaje de la figura y los objetos la actriz, Tita Iacobelli, y la connotada artista rusa-belga, Natacha Belova, abordan la pieza teatral La Gaviota de Antón Chéjov, es el que se presentará este jueves 21 de junio a las 20:00 horas sobre el escenario del Teatro Municipal de Ovalle.

Se trata de “Chaika versión Gaviota” -proyecto ganador de la Convocatoria Fondart Regional 2018, Creación Artística, del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio-  que con humor e ironía, analiza la trayectoria de la vida de alguien que ha estructurado su pertenencia, desde el reconocimiento artístico y que le permitirá al público asistente  identificarse con la incomodidad del sinsentido que ella porta, y visibilizar la problemática de abandono en la vejez que merece reflexión sobre qué sociedad queremos construir.

El director de la Corporación Cultural Municipal de Ovalle, Ifman Huerta Saavedra, manifestó la importancia de “contar con obras que se encuentran circulando a nivel nacional, aportando a la descentralización del arte” e invitó a la comunidad a “retirar sus entradas completamente gratis, en el Centro de Extensión Cultural Municipal de Ovalle”.

UN POCO MÁS SOBRE LA HISTORIA

Sara, una vieja actriz olvidada por su familia, los productores y sus colegas, en medio de la noche se encuentra en el escenario de un teatro, al que no sabe cómo llegó. En el lugar se presenta La Gaviota, de Anton Chejov.

En medio de su confusión, en un diálogo mágico y prodigioso, Sara revive a la joven actriz que algún día fue y con ella trata de entender la necesidad de la existencia del teatro en su vida. Un teatro que hiere y que al mismo sana. Que mata y da vida. Que compartió con mucha gente pero que terminó dejándola en solitario, sin aplausos y sin memoria. Una reflexión desde alguien que reniega de un mal amor del que, sin embargo, nunca ha podido escapar. La necesidad del arte como el aire para que una gaviota pueda volar.

About Editor

Leave a Reply

Scroll To Top